Carta a Diputados

Posted by

¿Qué tenían en común Mandela, Gandhi y Thacher? Una posición firme. ¿Y qué involucra una posición firme? Una opinión sólida y valores inquebrantables.

Hay una culpa que los guatemaltecos no hemos aceptado. Parte de la responsabilidad sobre los desenlaces actuales en política recae en nuestra cultura, en que desde niños nos enseñaron más a fijarnos como objetivo el ganar y no en luchar, en anhelar más la recompensa y no encontrarle el valor al sacrificio, en solo mirar el fin pero no los medios. Y sobre todo, que vale más el premio y no la justificación, es decir, no nos enseñan a expresar abiertamente por lo que queremos luchar, como si tener una ideología estuviera mal o como si fuera un signo de debilidad, ¡decir en lo que creemos no nos hace vulnerables! Nos hace fuertes y firmes, nos vuelve creíbles y genuinos. Ésta se va modificando con el tiempo porque cada día vivimos una nueva experiencia, pero son los valores los que definen nuestras bases fijas como personas íntegras. Hay una permanente y lógica conexión en lo que somos con lo que creemos y por último en lo que hacemos. ¡Digan en lo que creen! ¡Expresen lo que opinan! De lo contrario, nuestros politiqueros (insisto, los políticos son de vocación no de interés o por suerte) seguirán justificando que es válido que persigan un hueso y no un ideal, porque fuimos criados para ser ganadores pero vacíos.  QUIEN NO TIENE UNA IDEOLOGÍA NO ENCUENTRA SENTIDO EN SU ACTUAR. Quien tiene y expresa una ideología se le presentará un camino más difícil porque encontrará a disidentes por todos lados, a comparación de quien solo actúa persiguiendo un bien material que quiere agradar falsamente a todos. Pero al final, la persona con ese ideal es la única que vendrá a cambiar las cosas, será la que dejará un legado.

Entonces, lo que nos indigna en el mero hecho de que los políticos se cambien  6 veces de partido es que afirman que solo utilizan a los partidos políticos como vehículos electorales y no como una entidad de interés público, que ni los partidos ni ellos poseen una razón que vaya más allá de su propio egoísmo. ¿Y aún así les creemos que “actuarán para el beneficio de nuestro país”?  

Los politiqueros de hoy en día no solo necesitan una preparación académica en ciencias políticas y otras disciplinas, sino también en liderazgo y sobre todo, en moral y ética.

 

Maria Alejandra Menaldo -JuventudMCN

Leave a Reply

Your email address will not be published.