Acceso a la justicia en Guatemala en tiempos de COVID-19 parte 2

1

El pasado 2 de julio se llevó a cabo el segundo webinar de Acceso a la Justicia en Guatemala en tiempos de Covid-19 parte 2.

En esta ocasión se contó con la participación de los licenciados César Sigüenza, Julio García-Merlos, David Erales y el ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia Luis Fernández Molina.

Los 4 panelistas reflexionaron acerca de cuales son las deficiencias del sistema de justicia en Guatemala. Los abogados plantearon cuales deben ser algunas soluciones para garantizar el acceso a una justicia pronta y cumplida en medio de la pandemia de COVID-19.

Puedes verlo completo acá:

Acceso a la Justicia en tiempos de COVID-19 parte 2

La crisis, una oportunidad para mejorar la justicia en Guatemala

En la primera parte del webinar el licenciado García-Merlos evidenció que el sistema de justicia ya estaba colapsado desde antes de la emergencia del COVID-19. 

Hizo referencia a un estudio del CIEN estima la eficiencia global del sistema de justicia al 2018 en un 33.2%

Comentó que actualmente hay una oportunidad para usar nuevas tecnologías como las notificaciones electrónicas y videoconferencias. Esto debido a que, en algunos casos, las audiencias orales son innecesarias y podrían tramitarse por escrito. 

Por otro lado también enfatizó que hay una necesidad de reevaluar la política criminal, la estrategia para resolver casos y fomentar las resoluciones por vías alternas.

¿Qué puede hacer el poder judicial, sin necesidad de modificación de ley, para garantizar el acceso a la justicia? 

El licenciado Fernández Molina indicó que una opción podría ser el uso del brazalete para descongestionar el sistema. 

En relación a la Corte Suprema de Justicia comentó que está muy limitada. En medidas administrativas puede ser apelada o impugnada ante la Corte de Constitucionalidad por lo que su papel ha disminuido mucho.

El ex magistrado Fernández también hizo énfasis en que el Organismo Judicial se vino para abajo pues los tribunales no están laborando. Es preocupante el escenario que espera al finalizar la pandemia de COVID-19, concluyó Fernández Molina.

Por otro lado, el licenciado David Erales se refirió a que la pandemia del COVID-19 solo refleja lo mal que estamos. Desde antes de la pandemia el sistema de justicia ya estaba desbordado, en su opinión.

Erales resaltó que es importante replantear cómo obtener esa justicia con los tribunales cerrados.

Es importante reactivar todo el andamiaje judicial para atender todas las necesidades que tienen las diversas ramas y tener esa justicia social que tanto se busca.

David Erales

Hizo referencia a un fallo de la Corte de Constitucionalidad del 2015, la cual indica que:

La obligación de garantizar la justicia conlleva el deber de adoptar las medidas que se estime pertinente para hacerlo y según demanda sus necesidades y condiciones del momento.

Fallo de la Corte de Constitucionalidad 2015

Por último, el licenciado Erales resaltó la necesidad de implementar más juzgados y más capacidad para poder atender las demandas.

¿Qué falta para entender que el acceso de la justicia es clave para un país?

El abogado García-Merlos comentó que el tema del presupuesto es algo pendiente de atender y revisar pues los jueces no tienen insumos suficientes para trabajar.

En su opinión, la Corte Suprema de Justicia no debe esperar para que ocurran cambios, esta crisis debe servir para revaluar las ineficiencias. 

El licenciado Fernandez Molina y el abogado García-Merlos coincidieron en que a pesar de identificar aversión general a ciertos cambios electrónicos, es importante transitar a un sistema más eficiente.

Ambos abogados se refirieron al sistema de notificación electrónica, haciendo énfasis de su vigencia desde el año 2011. No es algo nuevo, pero es voluntario, recalcaron.

En conclusión, García-Merlos dijo que existen incentivos que no ayudan a que todo se haga de forma electrónica, por lo que se debe obligar al cambio.

La incorporación al sistema de notificaciones electrónicas debe hacerse obligatoria para los litigantes, no voluntaria. Ya que la resistencia al cambio no permitiría su implementación inmediata, dijo García-Merlos.

Por otro lado, el magistrado Fernández Molina, hizo énfasis en que ha sido una cuestión cultural y que se debe reformar para agilizar.

A la vez, el licenciado Erales comentó que se deben desentrampar los procesos el rol de los abogados es necesario para lograr cambios. Desde los despachos y aulas se debe buscar ese cambio de paradigma para hacer mejoras al sistema. 

¿Es necesario un cambio legal?

El licenciado García-Merlos expuso que para considerar cambios legales se debe hacer un diagnóstico primero del sistema judicial.

Por otro lado, el ex magistrado Luis Fernández Molina dijo que es necesaria mas información y realizar ajustes de ley en materia de amparos pues no todos deben entrarse a conocer.

El licenciado Fernández concluyó con esta pregunta:

¿Si duplicamos los tribunales de la república, bajaría a la mitad la mora judicial o siempre estaríamos arrastrando esa mora?.

Luis Fernández Molina

En conclusión, Jose Echeverría, Presidente Ejecutivo del Movimiento Cívico Nacional, hizo énfasis en la importancia de reflexionar cuales son las deficiencias del sistema judicial y mejorarlas.

Resaltó que esto es necesario para poder garantizar una justicia pronta y cumplida y a la vez poder desarrollarnos como ciudadanos y crecer como país. 

Como Movimiento tomamos el compromiso de poder desarrollar o poder identificar estas conclusiones y entregarlas a las autoridades. Esto con objetivo de enseñarles que hay una ciudadanía pendiente y qué les exigirá que hagan un trabajo para poder mejorar el acceso a la justicia. 

José Echeverría

My New Stories

Estado de derecho