Perfil idóneo magistrados CSJ Guatemala

2

“​Tampoco hay libertad si el poder judicial no está separado del legislativo y el ejecutivo​.” -Montesquieu, ​El Espíritu de las Leyes ​(1752).

¿Por qué proponer un perfil idóneo para los aspirantes a integrar la Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones?

Ante un acontecer nacional de desencanto generalizado con las instituciones políticas, surge una demanda palpable dentro de la sociedad guatemalteca por rescatar los valores de una república democrática. Desde el Movimiento Cívico Nacional trabajamos por aportar a la construcción de las redes sociales y comunitarias que enfaticen la importancia de la existencia de división de poderes del Estado, la igualdad ante la ley y el imperio de la ley. Al ser una organización social que vela por la consolidación de la República en Guatemala, el Movimiento Cívico Nacional considera imprescindible un organismo judicial independiente, integrado por jueces capaces y probos, que fortalezca la institucionalidad y el Estado de Derecho en el país. Un paso que constituye condición necesaria para una justicia limpia e independiente es la designación de las altas magistraturas dentro del Organismo Judicial. Por esto nos hemos comprometido a promover la participación civil como observadores y fiscalizadores en el proceso de renovación del sistema judicial de este 2019.

El proceso de selección de magistrados a Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones debe apegarse a los principios estipulados la Ley de Comisiones de Postulación que acogen la virtud de los principios republicanos1. Los principios de transparencia y publicidad de dicho artículo reflejan la rendición de cuentas y accesibilidad ciudadana necesarios para el mantenimiento de una república. Por otro lado, la excelencia profesional que se exige a los comisionados y en especial a los candidatos que se postulan, manifiesta el valor de la meritocracia y preparación para cumplir con lo estipulado constitucionalmente. Por último, la objetividad en el proceso de selección de candidatos refleja el respeto por el procedimiento y la inexistencia de decisiones arbitrarias para favorecer o desfavorecer a candidatos sin fundamento alguno.

Se espera que estos principios de la Ley, que son congruentes con los principios republicanos, se vean también en la elaboración del ​perfil para candidato idoneo​. Por lo tanto, el Movimiento Cívico Nacional considera que un perfil idóneo debe establecer claramente qué se espera de los candidatos en cuanto a sus cualidades éticas, profesionales, académicas y de proyección humana. A continuación, se articula el perfil idóneo de un candidato a magistrado que aporte al Estado de Derecho y garantice una justicia limpia e independiente.

Perfil Recomendado

1.​ ​Independencia e Imparcialidad.
La expectativa de que los jueces actúen de manera objetiva e independiente tiene una gran importancia para mantener la credibilidad e imagen institucional del poder judicial. Por lo tanto, el candidato debe demostrar independencia e imparcialidad. De acuerdo con ​Los Principios Básicos de la Judicatura ​de Naciones Unidas es fundamental la independencia pero también la apariencia de esa independencia2.

Podemos ver la independencia de los jueces en dos dimensiones, la interna y la externa. La ​independencia interna ​se ve desde un punto de vista normativo; es la autonomía de los jueces para llevar a cabo sus deberes independientemente de su ideología o de supuestos venales. Se espera que los jueces puedan tomar decisiones de manera imparcial y sin sesgos ideológicos. De lo contrario el juez estaría actuando con base a prejuicios o sesgos que violarían los derechos de los juzgados y pondría en peligro la confiabilidad o seguridad del caso mismo.

Por otro lado, la ​independencia externa ​o institucional se refiere a que el diseño institucional tenga mecanismos para evitar la filtración de amenazas o tentaciones hacia los jueces por las decisiones que tomen3.Esto implica que los aspirantes a magistrados puedan decidir sin “​ceder a temores ni por favorecer a nadie y de conformidad con la ley.4” Un candidato verdaderamente independiente e imparcial es capaz de tomar decisiones libres de presiones, sometiéndose solamente a la Constitución y al Derecho5.

La independencia de los jueces es tan importante porque contribuye a que se respeten los procesos, se protejan los derechos de los ciudadanos e incluso de los mismos jueces. Además contribuye a que se afiance una política de cero tolerancia a la corrupción ya que un juez independiente e imparcial no cede ante presiones de ningún tipo.

Para determinar lo anterior se recomienda que los candidatos presenten una declaración jurada de intereses en la que demuestre quiénes han sido y son sus clientes, sus contrapartes laborales y profesionales, las sociedades y asociaciones en las que participa o ha participado6.

2.​ ​Honorabilidad y una historia de conducta intachable.
El papel de los jueces y magistrados como administradores de la justicia y servidores públicos está ligado con la ética y la virtud, desde un punto de vista republicano, de los mismos. La honorabilidad, que se muestra a través de una ausencia de condenas o señalamientos creíbles, se posee o no se posee. Un candidato no puede ser “medio honorable” o “medio probo.” Por lo que los debe tener un recorrido ​totalmente libre de sanciones profesionales, éticas y judiciales para demostrar su honorabilidad y conducta intachable7.

La honorabilidad se puede evaluar conociendo los antecedentes laborales de los candidatos y las ​tachas fundamentadas ​de la ciudadanía. Este último punto incentiva la participación ciudadana en el proceso, haciendo un uso debido y objetivo de los mecanismos para presentar tachas y así contribuir a la vigilancia civil y la transparencia.

3.​ ​Conocimiento Legal.
Los candidatos deben evidenciar sus preparación académica y profesional, puesto que deben ser especialistas en los ámbitos que estarán conociendo (en el caso de la CSJ: civil, penal, amparos y antejuicios). Sus conocimientos jurídicos deben ser suficientes como para comprender y salvaguardar los principios, los derechos y las libertades contenidos en la Constitución de la República8. En la evaluación se debe tomar en cuenta:

a.​ ​Formación académica y grados acumulados b.​ ​Participación en cursos de especialización c.​ ​Autoría de libros y artículos de derecho

Un candidato ideal tiene los conocimientos adecuados sobre Derecho y las variables de los caso que ha conocido para tomar buenas decisiones y no tergiversar las leyes, poniendo en riesgo su independencia, imparcialidad e incluso su honorabilidad.

4.​ ​Habilidad Analítica y Capacidad de expresión oral y escrita.
Los candidatos deben contar con un ​alto nivel de capacidad de análisis jurídico ​y a la vez, poder demostrarlo de manera oral y escrita. Según el filósofo liberal, Henry Hazlitt, la habilidad analítica de un juez se puede evidenciar, en parte, a través de su capacidad de evaluar lo positivo y lo negativo de un caso y considerar los efectos posteriores que su decisión pueda traer9. Un magistrado preparado y capaz puede demostrar su línea de pensamiento y su fundamento a la hora de llegar a una conclusión para evidenciar que su trabajo como juzgador ha sido independiente e imparcial, que ha tomado todos los recursos necesarios para llegar a la decisión que considera correcta y que lo puede comunicar de una manera comprensible.

Para evaluar estas características esenciales, se deben revisar los textos y documentos que los candidatos hayan elaborado como profesionales.. Así mismo se debe analizar líneas jurisprudenciales, libros y artículos académicos para comprender su línea de pensamiento y cómo fundamenta su análisis10. En el caso de que el candidato se haya desempeñado en el sector privado se deben revisar los recursos planteados o aquellas contribuciones hechas en el marco de su trabajo.

5. Compromiso con la protección de derechos humanos, los valores republicanos y la transparencia.
Un juez comprometido debe llevar a cabo sus funciones de tal manera que aumenten la confianza de la ciudadanía en el poder judicial. Esto es posible, en parte, a través de un compromiso claro con la defensa de los derechos y libertades individuales, y por ende con la protección de los derechos humanos11. El candidato ideal no puede haber demostrar este compromiso con la protección de los derechos humanos algunas o la mayoría de veces, debe haberlo demostrado siempre.

Para evaluarlo se deben revisar los escritos y las y declaraciones públicas que haya formulado el candidato.

Cada una de las características que conforman el perfil ideal pueden evaluarse aún más durante el tiempo de las entrevistas siempre y cuando se haga de manera objetiva para llegar a conocer los méritos de los candidatos. Posteriormente se debe garantizar que exista coherencia entre los instrumentos utilizados por las comisiones de postulación. Por lo tanto, la convocatoria, perfil y tabla de gradación deben tener una relación congruente entre sí.

Los aspectos que conforman el perfil ideal demuestran que para ser magistrado se necesita de gran preparación profesional y académica, así como demostrar un compromiso serio con la independencia de la judicatura y del organismo judicial. Es necesario que los candidatos a magistrados de Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones cumplan no solo con los requisitos formales, sino también con otros aspectos cualitativos que demuestran que podrán ser jueces imparciales y comprometidos con la protección de los derechos y libertades individuales. Si queremos una justicia limpia y contribuir al fortalecimiento del Estado de Derecho en Guatemala, debemos exigir que las comisiones de postulación escojan a los mejores candidatos para magistrados de Corte Suprema y Corte de Apelaciones.

Referencias

  1. American College of Trial Lawyers. (2006). ​Judicial Independence: a Cornerstone of democracy which must be defended.
  2. Comisión Internacional de Juristas. (2016). ​La Independencia Judicial en Guatemala.
  3. Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. (2019)Comisiones de Postulación: Desafíos Para Asegurar la IndependenciaJudicial.
  4. CyrusR.VanceCenterforInternationalJustice.(2019).​ACOMPAÑAMIENTODEL LAWYERS COUNCIL FOR CIVIL AND ECONOMIC RIGHTS A GUATEMALA PARA EL PROCESO DE NOMBRAMIENTO DE MAGISTRADOS DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA Y CORTE DE APELACIONES.
  5. Epstein, R. A. (1990). ​The Independence of Judges: The Uses and Limitations of Public Choice Theory.​Brigham Young University Law Review 827.
  6. Ferejohn, J. (1999). Independent Judges, dependent judiciary: explaining judicial independence. ​Southern California Law Review, 72​, 354-384.
  7. Fundación para el Debido Proceso. (2014). ​Lineamientos para una selección de integrantes de altas cortes de carácter transparente y basada en los méritos.
  8. FUSADES​. (2017). Elección de la Corte Suprema de Justicia 2018: perfil de magistrado.La Libertad.
  9. Hazlitt, H. (1964). ​The Foundations of Morality.

10.Montesquieu,​ ​(1752) ​El Espíritu de las Leyes.
11.Negri, A. (2015). ​El Poder Constituyente: Ensayo sobre las alternativas de la

modernidad.​Madrid: Traficantes de sueños.
12.North, D. C., Wallis, J. J., & Weingast, B. R. (2009). ​Violence and Social

Orders: A Conceptual Framework for Interpreting Recorded Human

History.N​ ueva York: Cambridge University Press.
13.Office of the High Commissioner for Human Rights. (2003). HUMAN RIGHTS

IN THE ADMINISTRATION OF JUSTICE: A Manual on Human Rights for

Judges, Prosecutors and Lawyers.
14.Resnik, Judith, “​Judicial Selection and Democratic Theory: Demand, Supply,

and Life Tenure​” (2005). Faculty Scholarship Series. 759.
15.Smit, J. v. (2016). ​Judicial Appointments in Latin America: The Implications of

Tenure and Appointment Processes.​Bingham Centre for the Rule of Law. 16.Suárez, W. (2014). El rol del juez en el Estado constitucional. IUSTITIA,

103-120.

My New Stories

La justicia en Guatemala