Situación de Nicaragua: Experiencia y Respuesta Centroamericana

Los jóvenes en Nicaragua se enfrentan a dos opciones. Emigrar para buscar una mejor vida o quedarse en su país bajo un régimen de opresión y sin oportunidades. Dada la situación política y económica de Nicaragua, a muchos jóvenes les han robado sus sueños y con ello su futuro. Eso es lo que genera el populismo. El régimen de Ortega/Murillo, que por algún tiempo convenció a los Nicaragüenses de un mejor porvenir, ahora se perpetúa en el poder y ha socavado las libertades de la población. 

Para arrojar luz a la situación política de Nicaragua, cómo afecta a sus ciudadanos y qué puede hacer el resto de Centroamérica, promovimos un espacio de diálogo el pasado 29 de noviembre junto al Inter-American Dialogue y la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES). 

¿Qué está sucediendo? 

Algunos datos: 

  • Desde el estallido social del 2018 en Nicaragua, el régimen Ortega Murillo ha cancelado a casi dos mil organizaciones de la sociedad civil, entre ellas ONG ‘s, asociaciones civiles, prensa, academia y más. 
  • En años recientes alrededor del 10% de la población nicaragüense ha migrado. De los jóvenes que aún están en el país, el 57% estaría dispuesto a migrar

Este es el panorama de Nicaragua, cuyos ciudadanos viven bajo el régimen autoritario de Ortega/Murillo. Las libertades básicas han sido minadas y con ellas mucha de la esperanza de un futuro mejor para los nicaragüenses. La sociedad civil ha sido desarticulada y reprimida, la empresa privada ha sido capturada y las oportunidades económicas desaparecido para la mayoría de la población. 

Con este contexto en mente, se reunieron en Guatemala alrededor de 50 líderes de sociedad civil, sector empresarial, prensa y activistas de toda la región centroamericana. Esto con el objetivo de conocer cómo llegó Nicaragua a la situación que está ahora, compartir experiencias y formas de responder desde el ámbito de cada uno para detener el avance del deterioro democrático en nuestros países. 

Situación de Nicaragua

Los participantes indicaron cuáles fueron, en retrospectiva, las señales del debilitamiento institucional y la acumulación de poder de Ortega en Nicaragua, entre ellas recalcaron: 

  • Baja participación política de la ciudadanía y apatía a las acciones del gobierno. Era palpable una apatía hacia la democracia, comentaron. 
  • Repetidas violación al marco legal por parte del ejecutivo, una de ellas para buscar la reelección.
  • Se le comenzó a dar más poder a ciertas instituciones afines al gobernante de forma arbitraria.
  • Se institucionalizó el nepotismo
  • Patrón de censura y de limitar espacios de diálogo y crítica hacia el poder público. 

Asimismo, se evidenció que la acumulación de poder sin límites es parte de una receta del populismo moderno. Se da de forma paulatina, ya no en forma de golpes de Estado como en el siglo pasado. En esa receta del populismo, se añade fomentar la polarización de la sociedad y el uso de discursos falsos (posverdad) a favor del régimen. 

Aunque altamente polarizada, la sociedad civil guatemalteca tiene libertad de asociacionismo y hay plataformas para diferentes ideas y propuestas. Hay que tener precaución para que la polarización no sea un factor que sea utilizado para disminuir la efectividad del rol de la sociedad civil.  

Instituciones intermedias o sociedad civil

Las instituciones intermedias (sociedad civil, prensa, empresarios, academia, etc.) tienen un papel importante en revisar cómo se usa el poder público. También en proponer un uso eficiente para mejorar condiciones y señalar abusos del mismo poder. Se enfatizó en el papel de la sociedad civil centroamericana para difundir principios democráticos y de límites al poder público. Específicamente el papel de los jóvenes y el sector empresarial.

De los jóvenes se resaltó la importancia de participar en diversos espacios y actividades para generar confianza entre la ciudadanía. De la necesidad de fomentar jóvenes informados para atacar al populismo, proveer plataformas y herramientas de formación. A la vez, “formar demócratas y no autócratas” para el futuro.   

Del sector empresarial se comentó de la necesidad de empresarios comprometidos con el futuro del país más allá de los aspectos económicos. Cómo los empresarios tienen un papel moral de impulsar soluciones a los problemas de los países de la región y ejercer una  responsabilidad cívica empresarial. Esto implica hacer propuestas, trabajar en conjunto y liderar en asuntos de Estado de Derecho, institucionalidad, libertad de empresa, desarrollo, educación. 

Los participantes aconsejaron aprender de lo sucedido en Nicaragua. Los empresarios en Nicaragua pasaron de tener una relación cómoda mientras estaban en buenos términos con el gobierno, a pesar de ciertas extralimitaciones del poder público, a ser vistos como enemigos por Ortega. Ahora son reprimidos y encarcelados. 

Se evidenció que el sector empresarial en Guatemala es de los más presentes, comprometidos e involucrados en Centroamérica para resguardar la estabilidad económica, fomentar la certeza jurídica y promover oportunidades económicas.

Es nuestra responsabilidad detener el populismo

En conclusión, se recalcó la receta de los populistas para aumentar su popularidad a costa de los procesos democráticos. Por eso la importancia de conocer a profundidad la situación de Nicaragua. Como muchos participantes resaltaron, Nicaragua dejó de ser un problema de país y se convirtió en uno regional. 

El primer paso fue esclarecer el panorama de Nicaragua para tener lecciones claras y compartir lo que se está haciendo en el resto de países. Posteriormente se trabajará en compartir ejemplos definidos y funcionales para evitar el autoritarismo, así como implementar acciones conjuntas de movilización política.

My New Stories

EnglishEspañol